logo

Un secreto familiar de más de dos siglos

En cada familia, hay saberes, vivencias, anécdotas y conocimientos que pasan de generación en generación como un sello imborrable del núcleo al que cada uno pertenece. En este caso, el secreto no ha sido otro que el de la elaboración de un producto que nos ha convertido en quienes somos: artesanos de un dulce que lleva más de doscientos años presente en el seno de la misma familia.

Al principio, la elaboración de las ciegas era una cuestión doméstica. Hace doscientos años, hubo una familia que comenzó a consumirlas como delicia casera en tiempos de Pascua. Su excelente sabor hizo que el dulce ganara fama en Pesquera de Duero, una popularidad que pronto se extendió por toda la comarca.

De la elaboración casera, estos antepasados pasaron a responder a la demanda de muchas personas dispuestas a comprarlas. Este éxito hizo que toda la familia se implicara en la tarea: unos recogían los huevos de las gallinas, otros se hacían de rameras de los pinares del pueblo para alimentar el horno y los conocedores del secreto preparaban los ingredientes para conseguir el toque especial que hace de nuestras ciegas un producto único.

Desde aquellos instantes primeros, cada paso presente en la elaboración de las ciegas es clave a la hora de conseguir un resultado final óptimo. Y es que además de sus ingredientes -huevo, harina, azúcar y aceite de oliva virgen extra- la paciencia, el trabajo y el perfeccionamiento de la técnica son detalles sumamente importantes junto a la calidad de estos productos.

Esa calidad y el buen hacer de aquellos pioneros propiciaron el auge de las ciegas. Cada vez era más usual encontrar nuestro producto en pueblos, mercados y romerías de la zona. En estas reuniones comerciales, nuestras rosquillas ciegas eran un producto muy demandado. A pesar de que también elaboraba otros dulces, la familia decidió seguir creando únicamente rosquillas ciegas para no restar calidad a su dificultosa elaboración y para hacer del producto un sello exclusivo de la casa.

Para muchos, La Tía Basi es el nombre de una empresa. Para nosotros: el homenaje a la última mujer de la familia en recoger el testigo de una época. La Tía Basi es el último eslabón de un linaje familiar de dos siglos que ha sabido conservar el secreto de nuestras ciegas. Ha hecho con nosotros lo que hicieron con ella antes: transmitir el saber atesorado para que nunca se pierda. Gracias a ella, la responsabilidad de conservar intacto el sabor de un producto con mucha historia y la satisfacción de continuar con una actividad de tanta importancia en esta familia, recae sobre nosotros. Por ello, nuestro mayor homenaje no podía ser otro que el de imprimir su nombre en cada caja de ciegas, para, a través de su figura, honrar a todos los que nos precedieron en la tarea.

Calidad y Buen Hacer

Actualmente, la gestión de la empresa corre a cargo de Enrique Veganzones Senovilla y de Fernando Aguado Arranz. Con más de diez años de experiencia en la industria alimentaria, adquiriendo conocimientos, técnicas, y sobre todo, pasión por este campo, ellos han visto en la gerencia de La Tía Basi una oportunidad de ensalzar la gastronomía tradicional de su tierra y de reivindicar la idea de que los productos más sabrosos son los artesanos. Enrique y Fernando forman un tándem perfecto que aúna tanto veteranía en el ámbito empresarial como nociones precisas para mantener intacta la calidad de las ciegas y para aportar mejoras surgidas de su dilatada práctica en dicho ámbito. Estos dos profesionales se encargan de la dirección de la empresa, pero también de vigilar y de participar con sus manos en cada parte del proceso de elaboración, rodeándose para ello de un equipo humano que cuenta, como ellos, con vocación y pericia para desempeñar este trabajo.

Enrique y Fernando han echado la vista atrás, hacia el pasado, para conservar el carácter artesanal del producto, aunque su objetivo se encuentra en el futuro, en un futuro que se presenta ilusionante gracias a su esfuerzo y a la fe en lo que hacen.




etiqueta1

Producto artesanal

100% Aceite de Oliva “Virgen Extra”.

etiqueta2

Un trocito de Historia

Una tradición milenaria recogida en una receta familiar de 200 años

etiqueta3

Amigos

Siempre hay tiempo para La Tia Basi

etiqueta4

Venta Oline

Inauguramos un nuevo espacio de venta online